Como es tradicional el próximo 8 de diciembre tendrá lugar el cross más longevo de toda Castilla y León, el de Cantimpalos en tierras segovianas. Este año la organización ha decidido variar en parte el circuito, que está en el mismo sitio pero que este año los corredores harán al revés. Tras la salida los atletas girarán a la izquierda y la meta estará ubicada en el camino junto al frontón. De este modo se procura una larga recta de meta, mucho más cómoda sobre todo en caso de llegadas al esprint.

Salida y meta por lo tanto, tal y como se puede ver en el gráfico, cambian con respecto a estos últimos años. La organización espera que las modificaciones sean del agrado de los corredores.

img2388