Los mayores nos han contado historias de españoles que levantaban al público del cross en volandas porque ganaban carreras y podían con el resto de atletas. En Palencia Mariano Haro movilizaba un montón de aficionados que le acompañaban a los crosses del País Vasco para ganar en Amorebieta, Lasarte o Elgoibar y cuentan que miles de personas rugían en las gradas con sus victorias. Ayer, como entonces, un español fue capaz de reñirle la victoria a un africano y el graderío del polideportivo municipal de Venta de Baños vibró como entonces el hipódromo de Lasarte, el viejo Lerún o las campas de Jauregibarría.

Vincent Rono, séptimo en el último mundial de campo a través, lo tuvo muy difícil hoy ante un sensacional Javi Guerra. Tanto que en meta apenas fueron seis los segundos que les separaron e incluso ya en la última vuelta el segoviano llegó a comandar la prueba en más de una ocasión. En meta Guerra, exhultante, nos decia que “yo también he creido que podía ganarle pero al final él ha tenido un cambio más. Aún así ha sido uno de los crosses de mi vida y me ha servido para sacarme la “espinita” clavada del Europeo donde no me salieron las cosas” Tercero fue el eritreo que ganó en Aranda, Awet Habte, y aún Guerra dejó atrás a otro africano, el “obstaculista” Benjamin Kigen que fue quinto tras otro español, el gran David Palacio.
En chicas las españolas no llegaron a tanto y la primera fue Marta Pérez, que entró cuarta por detrá de la portuguesa Inés Monteiro, la etíope Hawi Feisa y la ganadora - del mismo país - Letesenbet Gidey.
dsc0034