Con una buena temperatura y un circuito en perfecto estado se disputó la tercera edición del cross de Alcalá de Henares, organizado por el club atletismo Cervantes de la localidad. Tras el turno para los más pequeños, y los populares, llegó el turno para los absolutos.

En categoría masculina el madrileño Jesús Ramos mantuvo un emocionante pulso casi hasta el final con el doble campeón de España de media maratón, Houssame Bennabou. Pareció que Ramos esperaría hasta el final para imponer su mayor punta de velocidad pero fue antes, a falta de poco más de un kilómetro, cuando cambió de ritmo para irse en pos de la meta. Tercero fue Toni Abadía, que hoy no tuvo fuerzas para aguantar el fuerte ritmo de los dos de cabeza y cuarto José España.
En chicas el pulso lo mantuvieron Laura Priego, Clara Viñarás y Beatriz Álvarez. Partía como favorita Azucena Díaz pero no pudo certificar tal condición y entregó la cuchara a falta de dos vueltas. La asturiana lanzó un ataque demoledor a falta de algo más de medio kilómetro y alzó los brazos en línea de meta segunda fue Laura Priego y tercera Clara Viñarás. El próximo domingo el cross español tiene una nueva cita con una de las ocho pruebas con etiqueta oro de la World Athletics, Venta de Baños. Y a la par con otro de los crosses de nuestra asociación, el de Yecla.

ramos